Rehabilitación cardíaca

La rehabilitación cardíaca es un tratamiento que emplea como herramienta el ejercicio y se complementa añadiendo los siguientes beneficios a los pacientes que padecen de alguna enfermedad cardiovascular:

  • Aspectos biológicos: aumenta la tolerancia al esfuerzo, mejora el pronóstico de vida, reduce las recaídas de la enfermedad de base, retarda la evolución y en algunos casos, colabora en lograr la regresión de la enfermedad, entre otros.
  • Aspectos sociales: favorece una reintegración temprana a la actividad productiva, reduce los costos en hospitalización y medicamentos, facilita la interacción intrafamiliar, etc.
  • Aspectos psicológicos: disminuye la presencia de ansiedad y depresión, favorece la independencia al tabaco, aumenta la calidad de vida.

La rehabilitación cardiaca se basa en la valoración integral del paciente, para establecer un programa individualizado de entrenamiento, que toma en cuenta la tolerancia al esfuerzo basal, así como los riesgos de presentar complicaciones durante la realización del ejercicio. El énfasis del entrenamiento se establece en ejercicio de tipo aeróbico de intensidad moderada, tomando en cuenta la preferencia y condiciones físicas de la persona a rehabilitar.

Información del programa:

  • Durante el programa el paciente es supervisado por un rehabilitador cardíaco, quien indicará la técnica correcta de entrenamiento, así como para la detección y tratamiento de complicaciones posibles.
  • La fase del programa de entrenamiento que amerita ser supervisada estrechamente se conoce como “fase intensiva” y al terminarla el paciente se encontrará capacitado para continuar con un entrenamiento idéntico pero de forma personal, claro, con una supervisión periódica.
  • La duración del entrenamiento en su fase intensiva depende del riesgo global del paciente y puede ser entre 4 y 20 semanas.

Los pacientes con los siguientes diagnósticos son quienes se benefician principalmente de un programa de rehabilitación cardíaca:

  • Cardiopatía isquémica.
  • Infarto del miocardio reciente (infarto del corazón con menos de 1 mes de evolución).
  • Infarto del miocardio no reciente (mayor de un mes de antigüedad).
  • Angina (dolor de pecho con origen en las arterias del corazón).
  • Insuficiencia Cardíaca.
  • Post operados de puentes coronarios.
  • Período posterior a colocación de stent o “mallas” en las arterias coronarias.
  • Post colocación de marcapaso o cardiodesfibrilador.
  • Post operados de cambios de alguna o varias de las válvulas del corazón.
  • Pacientes con hipertensión pulmonar ligera a moderada.
  • Pacientes con obesidad importante.
  • Pacientes con alto riesgo cardiovascular a 10 años, como los pacientes diabéticos o con insuficiencia renal crónica.
  • Pacientes con enfermedad arterial periférica.

Contraindicaciones del estudio:

Algunas de las contraindicaciones para la realización de un programa de rehabilitación cardiaca son:

  • Aneurisma disecante de aorta. (coágulos en la pared de la aorta).
  • Obstrucción grave del tracto de salida del ventrículo izquierdo.
  • Clase funcional IV (falta de aire constante en reposo).

El programa de rehabilitación cardíaca no se basa únicamente en el entrenamiento físico, también toca temas importantes que favorezcan un cambio en el estilo de vida como lo son la dieta, el tabaquismo, el uso correcto de medicamentos, entre otros. Los beneficios serán notorios desde la primera semana de entrenamiento.

Guateportal.Com