Trombosis Venosa Profunda

La trombosis venosa profunda o TVP, es un coágulo sanguíneo que se forma en una vena profunda en el cuerpo. Suele ocurrir en las piernas o los muslos.

Una trombosis venosa profunda, puede desprenderse y causar un problema serio en los pulmones conocido como embolia pulmonar, un infarto o un derrame.

Solamente cerca de la mitad de las personas que tienen Trombosis venosa profunda presentan signos y síntomas. Estos signos y síntomas se presentan en la pierna en la que se encuentra el coágulo o trombo venoso profundo. Entre ellos están:

- Hinchazón de la pierna o a lo largo de una vena de la pierna
- Dolor en la pierna que quizá solo se sienta al estar de pie o caminar
- Más calor en la zona de la pierna que está hinchada o dolorosa
- Enrojecimiento o alteraciones del color de la piel de la pierna

¿Quiénes corren el riesgo de tener trombosis venosa profunda?

Los factores de riesgo de la trombosis venosa profunda (TVP) son:

·  El hecho de haber tenido antes una trombosis venosa profunda.

· Las enfermedades o factores que hagan que la sangre se coagule más de lo normal. Esto sucede en algunos trastornos hereditarios de la sangre (como en la mutación del factor V de Leiden). El tratamiento restitutivo con hormonas o las pastillas anticonceptivas también elevan el riesgo de que la sangre se coagule.

· Una lesión de una vena profunda por una cirugía, una fractura o algún otro tipo de trauma.

· La circulación lenta en una vena profunda debido a falta de movimiento. Puede ocurrir después de una cirugía, cuando una persona está enferma y en cama por mucho tiempo, o durante un viaje prolongado.


Continuando con los factores de riesgo de la trombosis venosa profunda:

· El embarazo y las primeras 6 semanas después del parto.

· El tratamiento reciente o en curso del cáncer.

· La presencia de un catéter venoso central. Este catéter es un tubito que se pone en una vena para facilitar el acceso al torrente sanguíneo con el fin de administrar medicinas.

· La edad avanzada. Ser mayor de 60 años es un factor de riesgo de la TVP, aunque esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad.

· El sobrepeso o la obesidad.

· El tabaquismo o hábito de fumar.

El riesgo que corre una persona de sufrir TVP aumenta si tiene más de uno de estos factores de riesgo.

El médico le diagnosticará la trombosis venosa profunda con base en sus antecedentes médicos personales, el examen médico y los resultados de unas pruebas. También determinará sus factores de riesgo y descartará otras causas de sus síntomas.

Es posible que en algunas personas no se diagnostique la TVP hasta que reciban tratamiento de urgencias para una embolia pulmonar.

La prueba más común para el diagnóstico de la presencia de coágulos o trombos en venas profundas es el eco-Doppler venoso es una herramienta de trabajo precisa y necesaria en el estudio diagnóstico de la patología venosa de miembros, tanto en el dominio de la exploración de la insuficiencia venosa y las varices, como en el diagnóstico de la trombosis venosa profunda (TVP).

La gravedad de las complicaciones de la trombosis venosa depende una vez más de si se afectan las venas profundas, o las superficiales.

La trombosis de las venas superficiales es muy frecuente que se desarrollen complicaciones, entre éstas, las que se producen en un mayor número de casos son las alteraciones cutáneas como dermatitis, pigmentación, etcétera. Otras más graves son la aparición de úlceras en el tobillo o sangrados subcutáneos.

Con la trombosis de las venas profundas se puede desencadenar dos complicaciones más graves que las ocasionadas por trombosis de las venas superficiales:

· Insuficiencia venosa crónica: al producirse la trombosis y estancamiento de la sangre, la presión interna de las venas aumenta y se lesionan de manera permanente, de forma que las válvulas se hacen inútiles. Es causa de edema de las piernas, que aumenta al hacer ejercicio, y de dolor crónico. Además, favorece el daño a las venas superficiales y aparecen las complicaciones cutáneas ya descritas.

· Tromboembolismo pulmonar.

Para la prevención de la Trombosis venosa profunda hay que evitar todos los factores de riesgo nocivos asociados a la trombosis venosa. Lo ideal es dejar de fumar, realizar ejercicio físico moderado con frecuencia (al menos 30 minutos todos los días) y mantener un peso adecuado.

Otros métodos beneficiones para prevenir la tromosis venosa profunda:

  • Aumento de actividad muscular de la pierna durante largos períodos de sesión mejora el flujo sanguíneo en las piernas. Esto puede incluir caminar alrededor de donde se encuentre o ejercer su inferior piernas y tobillos mientras está sentado.
  • Beber mucha agua y evitar beber algo con alcohol o cafeína en él.
  • Vestir ropas holgadas.
  • Algunos recomiendan tomar siestas cortas, en lugar de los largos, para evitar la inactividad prolongada.

Guateportal.Com