Ronquidos y Apnea del sueño

Los ronquidos son ruidos respiratorios fuertes, roncos y ásperos que ocurren durante el sueño. Es común que los adultos ronquen. 
El ronquido fuerte y frecuente puede dificultar dormir bien para usted y su pareja de cama. A veces los ronquidos pueden ser una señal de un trastorno del sueño llamado apnea del sueño. 

El ronquido se produce cuando algo obstruye el flujo de aire a través de la boca y/o la nariz. El sonido es producido por los tejidos de la parte superior de las vías respiratorias que chocan entre ellas y vibran. Este problema afecta principalmente a los hombres y generalmente el número de personas que lo padecen aumenta con la edad.

Roncar puede ser un signo de un trastorno del sueño serio llamado apnea del sueño. Eso significa que usted podría estar dejando de respirar por períodos de más de 10 segundos mientras duerme.

La apnea del sueño es un trastorno común en donde la respiración se interrumpe o se hace muy superficial. Estas interrupciones pueden durar desde unos pocos segundos a minutos y pueden ocurrir más de 30 veces por hora.

El tipo más común es la apnea obstructiva del sueño. Esta causa un colapso en las vías respiratorias o una obstrucción de ellas durante el sueño. Luego, la respiración vuelve con un ronquido más intenso o resoplido. La gente que padece de apnea suele roncar muy fuerte. No todas las personas que roncan tienen apnea.
Las personas que tienen más riesgo de apnea son: hombres, personas que tienen sobrepeso, historia familiar de apnea obstructiva o presencia de vías respiratorias pequeñas. Los niños que presentan amígdalas y adenoides hinchados también pueden sufrir de apnea. 

El diagnóstico se basa en su historia médica y familiar, un examen físico y en los resultados de un examen del sueño.

Cuando el sueño se interrumpe de forma repetida durante la noche, puede inducir que esté  somnoliento durante el día. Las personas con apnea del sueño pueden despertarse cansadas en la mañana, sentirse adormecidas durante todo el día, actuar malhumoradas, tienen mayor riesgo de sufrir accidentes de tránsito, accidentes de trabajo y otros problemas médicos.

Si usted tiene apnea leve del sueño, es posible que el único tratamiento que necesite sea hacer unos cambios en sus actividades o hábitos diarios.

- Evite el alcohol y las medicinas que le produzcan sueño, ya que le dificultan a la garganta mantenerse despejada durante el sueño.
- Baje de peso, si tiene sobrepeso o es obeso. Incluso una disminución leve del peso puede mejorar los síntomas.
- Duerma de lado en vez de dormir boca arriba para mantener la garganta despejada. Puede dormir con almohadas especiales o camisas que le impidan dormir sobre su espalda.
- Si su médico se lo sugiere: mantenga las vías nasales despejadas por la noche con atomizadores nasales o medicinas para la alergia si es necesario.
- Si fuma, deje de hacerlo. Pregúntele al médico acerca de programas y productos que le ayuden a dejar este mal hábito.

El tratamiento ayuda a mantener las vías respiratorias abiertas mientras usted duerme de manera que la respiración no se detenga.

Los cambios del estilo de vida pueden aliviar los síntomas en personas con apnea del sueño suave, como:
- Evitar el alcohol o los somníferos antes de acostarse (pueden empeorar los síntomas)
- Evitar dormir boca arriba
- Bajar el exceso de peso

Los dispositivos de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) funcionan mejor para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño en la mayoría de las personas.

  • Usted se coloca una máscara sobre la nariz mientras duerme.
  • La máscara está conectada por medio de una manguera a una pequeña máquina que permanece al lado de su cama.
  • La máquina bombea aire bajo presión a través de la manguera y la máscara hacia las vías respiratorias mientras usted duerme. Esto ayuda a mantener abierta la vía respiratoria y como consecuencia evita el ronquido y mejoran los síntomas y complicaciones posibles.

 

 

Guateportal.Com