Muerte súbita y Deporte

La muerte súbita es un paro cardiaco que se produce de forma abrupta, inesperada y repentina en personas que aparentemente tienen un buen estado de salud.  Esta parada carídíaca, concluye con la muerte del paciente si no recibe asistencia médica inmediata.

Los deportistas, especialmente los gimnastas, los ciclistas y, sobre todo los futbolistas, conforman un grupo de población que puede experimentar este episodio durante la práctica de la actividad física.
Aun así puede afectar a cualquier persona que este comenzando la rutina de un deporte o ejercicios.

Si una persona está comenzando en un plan de ejercicios y entre sus objetivos esta, el ganar una competencia, el lograr un tiempo o una marca, se debe tener en cuenta esta patología que puede tener consecuencias  nefastas. Es recomendable que se realice un chequeo cardiovascular, con un médico especialista.    

En deportistas menores de 35 años, es causada en su mayoría  por malformaciones congénitas del corazón. Estas podrían ser descubiertas con pruebas convencionales, pero que no se manifiestan clínicamente o provocan muy pocos síntomas, por lo cual pasan inadvertidas. Un  porcentaje mucho menor, se produce por miocardiopatías, arritmias o algunos fármacos, entre otros.

En el caso de los mayores de 35 años, casi el 90 por ciento de las muertes súbitas son producidas por lesiones en las arterias coronarias  que pueden ser secundarias en muchos casos por el consumo de tabaco o por un nivel alto de colesterol en la sangre.

Los síntomas podrían ser: falta de aire, desvanecimientos, palpitaciones u  opresión en el pecho.  Se recomienda que si esta  persona  es mayor 35 años, visite a su médico, para un chequeo médico, que incluya una buena historia clínica, examen físico y las pruebas necesarias para evaluar el riesgo cardiovascular durante  el ejercicio.  

La prevención es de vital importancia, la recomendación es para todos, pero de manera especial para los mayores de 35 años que no deben retomar ni iniciarse en una actividad deportiva, sin antes tener el consentimiento de un médico.

Para iniciar una práctica deportiva de mayor intensidad, es recomendable:

·       No fumar ni 3 horas antes ni 3 horas después de la competencia.

·       No hacer ejercicios luego de una ingesta.

·       Hidratarse antes, durante y después de la actividad realizada.

·       Efectuar un calentamiento previo al ejercicio.

·       Evitar realizar deportes ante enfermedades agudas o estados febriles.


El estudio que se recomienda en personas de más de 35 años es realizar una evaluación clínica a profundidad con un cardiólogo y además un electrocardiograma.
Recuerda la muerte súbita puede provocar la muerte en el primer evento.
 


Datos interesantes sobre la muerte súbita:
Se calcula que el 12,5 por ciento de las defunciones que se producen de forma natural son muertes súbitas y, de éstas, el 88 por ciento son de origen cardiaco.

Del total de casos de muerte súbita de origen cardiaco, el 80 por ciento ocurre en pacientes con cardiopatía isquémica, entre ellas, las enfermedades de las arterias coronarias y de las arterias periféricas. Tanto la oclusión de la arteria, como la reperfusión pueden originar arritmias, como la fibrilación ventricular, que conducen a la muerte súbita. Estos casos suelen ocurrir en personas mayores expuestas a factores de riesgo cardiovascular tales como hipercolesterolemia, hipertensión arterial, obesidad, diabetes y tabaquismo.

El 15 por ciento de las muertes súbitas cardiacas ocurren en pacientes que presentan una cardiopatía estructural, tales como en la miocardiopatía hipertrófica, la miocardiopatía arritmogénica del ventrículo derecho y la miocardiopatía dilatada, entre otras, siendo las dos primeras las principales causas de muerte súbita en jóvenes y deportistas.

 

 

Guateportal.Com