Ecocardiograma Pediátrico

Un ecocardiograma pediátrico es un método de diagnóstico no invasivo que utiliza el ultrasonido para evaluar la estructura y función del corazón, de sus válvulas y de los vasos sanguíneos del niño en cualquier de sus etapas. 

En la mayoría de los niños, se solicita para descartar un problema cardiaco de origen congénito lo que significa que dicha alteración esta presente desde el nacimiento. Este tipo de estudio se solicita cuando el Pediatra escucha un soplo durante el examen del niño.

El corazón se divide en cuatro cavidades, dos en el lado izquierdo y dos en el derecho. La sangre procedente del cuerpo se bombea a los pulmones, donde se oxigena, y después se bombea a través de las arterias al resto del cuerpo. Una vez utilizado el oxígeno, la sangre vuelve al corazón a través de las venas y se bombea de nuevo a los pulmones para que se vuelva a oxigenar.

La palabra soplo describe un sonido sibilante que hace la sangre cuando fluye a través de cualquiera de las cavidades o válvulas del corazón o incluso a través de un orifico que hay en el interior del corazón.


¿Cómo se diagnostica los soplos cardíacos?
El soplo se oye cuando se ausculta al niño con un estetoscopio. Puesto que el corazón de un niño está muy cerca de la pared torácica, los ruidos sutiles se pueden oír más fácilmente.

A veces puede ocurrir que el pediatra no pueda oír un soplo a menos que el niño se siente y se esté muy quieto. Aunque se pueden oír en bebés muy pequeños, los soplos se detectan más a menudo cuando los niños tienen entre 2 y 4 años.

Los soplos cardíacos se clasifican en una escala de 1 a 6. El 1er grado apenas se puede oír, mientras que el 6 se oye muy fuerte. El pediatra de su hijo también se fijará en qué parte del corazón está el soplo, qué tipo de ruido hace (por ejemplo, si se parece más a un roce o a un soplido), en qué momento del ciclo cardíaco se produce, y si se modifica cuando el niño cambia de posición. Cuando el pediatra de su hijo descubra el soplo, es posible que remita al niño a un cardiólogo pediátrico, si considera que es preciso completar la evaluación.

El ecocardiograma es una herramienta diagnóstica no invasiva que permite visualizar en tiempo real las estructuras del corazón (cavidades, válculas, tejido, vasos sanguíneos, etc.) y la función del corazón (contractilidad, flujo sanguíneo)

La ecocardiografía puede ayudar a detectar:

  • Válvulas cardíacas anormales
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Defectos congénitos del corazón
  • Inflamación (pericarditis) o líquido en el saco que rodea el corazón (derrame pericárdico)
  • Infección en las válvulas cardíacas o alrededor de estas
  • Hipertensión en los vasos sanguíneos que se dirigen a los pulmones
  • La capacidad del corazón de bombear
  • La fuente de un coágulo de sangre después de un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio (ataques      cerebrales).

Guateportal.Com